Cuando en un sistema contra incendios arranca la bomba Jockey, significa que esta detectando una pérdida de presión en la tubería.Es decir que tiene una fuga de agua. Habitualmente los arranque de la bomba Jockey, se producen cuando la presión baja de 7 u 8 bares y presuriza hasta 8,5 o 9 bares. Esto quiere decir, que aproximadamente se rellena el volumen de agua de 2 bares, en un rango alto de  presión y en la que la compresión del agua ya es mínima. Dicho de otra manera, la fuga de agua puede ser habitualmente entre 5 a 20 litros por  arranque, dependiendo de la longitud, diámetra y tamaño del vaso de expansión. de la instalación.

Por ejemplo, una instalación con un arranque cada 15 minutos, significa una volumen de fuga de entre 20 a 80 litros a la hora ( Fuga muy pequeña).

A esto le añadimos que más del 80% de las tuberías PCI son de polietileno y que hablamos de industria: fabricas ruidosas, trafico de camiones, carretillas y losas de hormigón gruesa etc.

Con todos estos ingredientes debemos tener claro que los actuales sistemas de detección no nos van a servir.

Es decir todos los sistemas basados en la escucha de sonidos como por ejemplo: geófonos, prelocalizadores y correladores.

Por otro lado se ha puesto de moda la detección de fugas con gases trazadores. Para ello será necesario vaciar la tubería y luego llenarla de gas.

Podemos intuir todos los inconvenientes que esto conlleva:

Siendo una fuga que solo sé manifiesta a 7 bares por ejemplo, deberemos introducir 7 veces el volumen de agua para alcanzar la presión de fuga.

Es decir, si es una instalación de 500 m y dn 200, Estaremos hablando de mas de 100 000 litros de gas !! A nivel de seguridad, esto representa un gravísimos riesgo de accidente, ya que la repentina liberación accidental de este volumen de gas es capaz de matar a cualquier operario que este cerca. A esto le deberemos añadir que no se puede vaciar totalmente casi ninguna instalación, con lo que tendremos puntos bajos con agua y si coincide la fuga de agua en uno de esos puntos, tampoco se podrá localizar, ya que solo saldrá agua en vez de gas.

En el mejor de los casos cuando se detecte el gas en superficie, puede haber recorrido más de 100 metros en algunos casos. Esto se debe a la cama de arena en la que la tubería esta embutidas, ésta permite por su permeabilidad, saturar la zona de fuga y luego expandirse a lo largo.

Quiere decir, que cuanto más gas se meta más se expandirá.

Con todo esto, resulta difícil pensar en fiabilidad, exactitud y seguridad en la detección y localización de fugas en sistemas PCI.

Como otro de los inconvenientes, decirle a una empresa que va ha estar sin el sistema de PCI durante varios días, suele ser también un gran problema de seguridad y responsabilidad para el propio cliente.

La realidad es que todas las empresas que se meten en esta actividad, acaban haciendo esto, por qué no hay tecnología fiable y precisa en el mercado, para este tipo de fugas.

Esta es la razón por la que desde el años 1994 en Fugatec I + D estamos desarrollando otras alternativas. Como ya hemos comentado anteriormente, el electro escáner, el georradar con software modificado y otros sistemas, están siendo muy efectivos y están convenciendo a toda la industria PCI.